laberinto steinberg

laberinto steinberg
camino de la vida

jueves, 19 de enero de 2012

MI COLEGIO

Cuando era niña me consideraba una persona, ante todo, FELIZ, supongo que como casi todos nosotros, como una niña cualquiera. Sin embargo era una niña diferente de mis amigas del barrio o de mis primo/as. Mis amigos iban al colegio del barrio donde vivía, solo tenían que cruzar la calle pues estaba a apenas 50 mts. de mi casa. Recuerdo que iban cargados con mochilas llenas de libros y que cuando volvían a casa no podían bajar a jugar a la calle hasta que no hubiesen acabado sus deberes (como casi todos los niños hoy en día, han pasado 30 años y todo sigue básicamente igual). Les recuerdo jugando “agobiados” porque les faltaba terminar cosas para el día siguiente. A veces me miraban con un poco de envidia y me decían: “tú no aprendes nada en tu cole porque nunca estudias. Te vas a volver una ignorante y no vas a llegar ni al instituto.” Yo les miraba asombrada porque no sentía ninguna diferencia intelectual con respecto a ellos. A veces les miraba con recelo cuando en septiembre volvían a casa con sus libros recién comprados, sus carpetas y demás material escolar de los personajes de moda, etc., también cuando podían volver a casa a comer y regresar después al cole.

Mi colegio era diferente, yo lo sabía, pero en esencia no sabía por qué. Yo me tenía que levantar más temprano que mis amigos, porque para ir a “mi cole” había que coger el coche. Ahora nos puede parecer normal, pero en los años 80 que tu madre cogiera el coche para llevarnos a mí y a mis hermanos al colegio, no era nada normal en un barrio de periferia de clase media. De hecho la mayoría de las madres de mis amigos no trabajan ni conducían.

Material escolar. En mi cole no había libros de texto, ni tampoco teníamos que llevar mochila. Todo lo que necesitábamos estaba en clase. Todos usábamos los libros de clase comunes como consulta pero se nos enseñaba a no escribir en ellos y a tratarlos bien para que el año siguiente sirvieran a los compañeros del curso inferior. Nuestro material escolar era igual para todos, carpeta, bolis, materiales varios, etc. Recuerdo que en cada clase había un “delegado de material”, que cuidaba de repartir el material y de reponerte los bolis y lápices cuando se te gastaban. A todos nos encantaba ese cargo. Más tarde comprendí que ese sistema de usar las cosas te enseña valores como; respeto, equidad, tolerancia, democracia, ecología, compartir, cuidar, etc. Además teníamos muchas más cosas juntos de las que podía comprar una familia para un solo hijo porque las compartíamos.

Método. Como he dicho en mi colegio no había libros de texto y las asignaturas estaban totalmente conectadas unas con otras. Los profesores se coordinaban entre sí para enseñarnos en todas las asignaturas un “tema” general que duraba dos o tres semanas y que estudiábamos a través de fichas que ellos mismos elaboraban, actividades especiales dentro del aula, una excursión sobre el tema a tratar, y mucho, mucho trabajo en grupo dirigido cuando éramos más pequeños y de investigación por nuestra cuenta cuando éramos un poco más grandes. Recuerdo cómo hacíamos entrevistas a padres que sabían sobre el “tema”, buscábamos en la biblioteca, etc. Finalizaba el “tema” con una exposición por equipos de los objetivos del tema alcanzados y una pequeña parte individual que podía consistir en una exposición oral o en un control (examen). Nunca, salvo que tuviésemos que hacer trabajos con las familias (nuestros padres tenían que estar a la fuerza muy implicados en nuestro proceso de aprendizaje) llevábamos “deberes a casa”. Eso sí, todas las semanas teníamos que leer un libro y hacer su correspondiente ficha de lectura y reflexión personal.

Trabajo en grupo. La clase se dividía en equipos de trabajo de 5 alumnos cada uno. Nos sentábamos por equipos y el profesor tenía su mesa en el centro de la clase para poder atender a todos los equipos por igual, éramos como sus satélites. En cada equipo elegíamos un representante, que se usaba para contar/contarnos lo que había que hacer o para ponerse de acuerdo con los otros representantes para una actividad global. Los equipos cambiaban cada trimestre (3/año) y los cambiaba el profesor eligiendo siempre un alumno destacado, uno con algún problema, y dos o tres medios, se trataba que hubiese igualdad por sexos. Eran grupos heterogéneos pero las diferencias nos enriquecían. Todos opinábamos y participábamos a veces en nuestro equipo, a veces en la clase y a veces individualmente. Además, Todos teníamos que ser representantes en algún momento. Además en todas las clases había algún alumno de necesidades especiales (a veces S. Down, discapacidad motriz o intelectual, etc.) La tolerancia, el respeto, la unidad, la diversidad bien enfocada, eran esenciales para el buen funcionamiento del equipo, y de eso dependía la mayor parte de tu calificación, pues era global al equipo.

Creatividad. Un día a la semana, los viernes por la tarde, los dedicábamos a talleres. Este era el “premio” a toda la semana de trabajo. Cada uno, independientemente del curso al que perteneciera se apuntaba a un taller, había muchos y todos teníamos que pasar por todos. Te juntabas con niños mayores y menores que tú. Conocías a todo el colegio porque en una u otra ocasión coincidías en algún taller. Había de imprenta, de cocina, de inventar juguetes, de experimentos, de pintura, de cerámica, de telares y muchos más. La creatividad de todos los niños se desbordaba en estos talleres, era genial, el mejor momento del cole.

Ahora es fácil saber por qué me consideraba una niña feliz. Para mi ir al colegio era lo mejor que me pasaba en el día, me sentía parte importante de un “todo”, mis compañeros me necesitaban y yo a ellos para construir mi aprendizaje. Para mí aprender apenas suponía esfuerzo, era más bien “trabajo”, pero de forma activa, divertida e intuitiva. Me enseñó a ser responsable, tolerante, abierta al medio, autogestora de mi aprendizaje, tenía dentro del microsistema escuela otros microsistemas más pequeños, “equipo” y “clase”, y la relación continua con todos ellos nos hacía más independientes, más autónomos, construíamos nuestro conocimiento. Esto hizo que pudiera aprender desde muy pronto mecanismos, herramientas que me han funcionado siempre, a lo largo de mi vida, en mi carrera, en mi profesión y sobre todo ahora como futura docente.

Sin saberlo tuve la suerte de participar en una “Comunidad de Aprendizaje”. Fue un aprendizaje Colaborativo/cooperativo, todos participábamos y nos responsabilizamos de nuestro propio aprendizaje y del de los demás.

Hasta que no fui madre (tengo un niño de 6 años) no volví a pensar en las maneras de enseñar-aprender. Fue entonces cuando decidí que quería para mi hijo al menos lo mismo que tuve yo en mi infancia. Ahora él asiste al mismo colegio que fui yo, en el que siguen llevando el mismo sistema de enseñanza que hace 30 años comenzó con mi generación, a pesar de ser un colegio público de la Comunidad de Madrid, con lo que “políticamente” implica eso en cuanto a tener que luchar contra un sistema al que no le gustan estos métodos, no sé si por comodidad, por conformismo, por tradición, por falta de espíritu de cambios, en fin, ese es otro asunto que no tenemos que tratar hoy.

martes, 27 de diciembre de 2011

LA OLA (DIE WELLE)



Ayer pusieron en la 2 una película muy interesante sobre una experiencia educativa en un instituto de bachillerato en Alemania centrada en el estudio de la “Autocracia”. El profesor propone, tras una crítica actual a los sistemas autocráticos, crear una autocracia con los alumnos de su clase en la que él sea el líder para poder estudiar todos los aspectos relacionados. Sin embargo la experiencia impacta tanto a sus alumnos que la trasladan fuera de las aulas, escapando del control del profesor.

La película describe todos los roles de los distintos alumnos y cómo la experiencia va moldeando sus actitudes y sus creencias acerca del tema. Es interesante ver cómo extrapolándolo a otro tipo de “bandas juveniles” actúa esta experiencia en unos jóvenes que aún están formando sus identidades, en ese momento crítico de cambio en el que son más vulnerables.

También es interesante ver como el profesor “enseña” a sus alumnos está experiencia y cómo pasa de entusiasmar a sus alumnos a escaparse de sus manos cuándo éstos toman las riendas.

Os recomiendo que si la visteis ayer, la veais estos días de fiestas.

Aprovecho para desearos a todos ¡Feliz Navidad!

martes, 20 de diciembre de 2011

PELICULA "LA CLASE"

Esta actividad me ha resultado especialmente interesante para poner en práctica sobre una experiencia real casi todas las cuestiones tratadas en clase en las dos asignaturas de aprendizaje y sociedad, así como también en procesos (en las cuestiones de gestión de conflictos y en cómo funciona internamente un centro de secundaria).

La primera vez que vi la película traté de empaparme solamente de la historia, mientras que la segunda vez procuré buscar conexiones con gran parte de los conceptos vistos en clase.

¿Francoise como profesor, de qué manera transmite/enseña su asignatura?. En principio podría parecer que únicamente pierde el tiempo entrando en el juego de replicas y preguntas con sus alumnos, que se pasa la clase discutiendo con ellos, sin embargo en ese juego también enseña. Es interesante ver como evoluciona su manera de dar las clases desde el comienzo hasta el final del curso, cuando comienza a ver que sus alumnos también han cambiado respecto al año pasado y se tiene que adaptar a esos cambios y en el proceso, él también cambia. Esa evolución es especialmente interesante porque no lo hace de manera continua sino que avanza y retrocede muchas veces, avanza cuando logra que sus alumnos cojan confianza para escribir el autorretrato, avanza cuando logra que Suleiman haga bien el trabajo mediante fotografías y retrocede cuando no Kumba no quiere leer en clase, cuando se le revelan respecto a los contenidos demasiado “cultos” de su asignatura. Pero sobre todo retrocede cuando sus alumnas malentienden su defensa de Suleiman en la evaluación y pierde los papeles en clase llamándolas “golfas”.

Este aprendizaje está socialmente mediado. Las características étnicas, sociales, económicas y sobre todo culturales de los alumnos son extremadamente variadas y Francoise las generaliza en exceso. ¿hasta qué punto se debe atender a toda esta diversidad? La variabilidad de mesosistemas y exosistemas de todos los alumnos es enorme y resulta complejo atender por igual todas las conductas sin caer en favoritismos.

Otra evolución interesante a lo largo de la historia en la de Suleiman, y está íntimamente ligada a la evolución de Francoise. Él también tiene altos y bajos y generalmente van ligados a los de su profesor porque en el fondo del fracaso de Suleiman está el fracaso de Francoise como profesor. El destino escolar de Suleiman depende de la decisión final de su profesor de llevarle a un consejo de disciplina sabiendo que va ser segura su expulsión . Este es el gran fracaso de Francoise. ¿Por qué no se rebela contra la institución? ¿Por qué abandona a Suleiman en ese momento si se ha pasado el curso intentando ayudarle?

Respecto al tema de atención a la diversidad parece lógico pensar que un aprendizaje cooperativo en comunidad rompería gran parte de las barreras culturales existente en la clase e integraría a los alumnos descolgados como Suleiman haciéndoles participes de un sentimiento de equipo del que carecen. Ellos se sienten solos, no pertenecen al país, ni al instituto, ni siquiera a su familia.

Los estilos parentales expuestos en las reuniones de padres, las identidades invisibles, la evolución de la identidad, las distintas personalidades de Francoise en los distintos ámbitos de su trabajo, la descontextualización del aprendizaje, la nula existencia de puentes entre escuela y familia, la absurda rigidez del sistema punitivo, todos estos conceptos se encuentran latentes en la película en todo momento.

Parecen infinitas las lecturas que se pueden sacar de la película si atendemos a todos los conceptos aprendidos y sería más interesante aún ver las consecuencias positivas o no en los personajes si se hubiesen seguido ciertos métodos/caminos/decisiones estudiadas.

miércoles, 7 de diciembre de 2011

El Arte en la Educación

"El Arte es una de las formas más altas de la existencia a condición de que el creador escape a una doble trampa: La ilusión de la obra de arte y la tentación de la máscara del artista.
Ambas lo petrifican: la primera hace de una pasión una prisión y la segunda de una libertad una profesión"
Octavio Paz

¿Por qué el arte en la jerarquía educativa se encuentra en el escalón más bajo? ¿Acaso no se puede aprender nada desarrollando la capacidad creativa cómo una de las herramientas más importante en todos los ámbitos de la vida? El otro día hablabamos de los estados de abstracción en el desarrollo cognitivo. Yo opino como Octavio Paz, pero no hace falta llegar a lo más alto de la existencia para poder utilizar el arte en tu desarrollo personal. Aprender a ver, a sentir, a escuchar y a pensar de manera artistica puede ayudar a comprender y aprender de una forma más profunda y definitiva para el desarrollo de nuestros alumnos.

domingo, 20 de noviembre de 2011

ADOLESCENCIAS MUSICALES

En la asignatura del Master; Aprendizaje y desarrollo de la personalidad hemos hecho una actividad muy interesante sobre las 3 canciones que influyeron en tu adolescencia entre los 13 y los 15 años, esto ha traido a mi memoria un montón de recuerdos y de sentimientos que creía olvidados, es curioso como la música refresca la memoria de los sentimientos, también me ha pasado esto con ciertos olores de mi infancia.
Para mi, como supongo que para todos vosotros la música era la gran evasión, tanto individualmente, como con mis amigos, con ella parecíamos, nos creíamos más mayores, más libres, en fin cosas de adolescentes. Esta es mi elección más sincera a final de los ochenta y principios de los noventa tenía 14-15 años, aunque tenía muchas más de grupos como U2 que luego a lo largo de los años han calado más;
I DON´T CARE , DE TRANSVISION VAMP 1989
Me volvía loca bailando en las primeras discos a las que podía ir a esa edad (en la sesión de tarde, claro porque con esa edad a las 11 en casa)
NEVER LET ME DOWN AGAIN, DE DEPECHE MODE (1989)
Me encanta/ba Depeche Mode, me encantaba aprenderme las letras de canciones en inglés y cantar y bailar. Era la típica “grupi”.
BORN TO BE MY BABY, DE BON JOVI (1988)
De esta qué puedo decir, estaba enamorada de John Bon Jovi y esta canción me la “cantaba a mi directamente”, ja jajajaja. Qué le vamos a hacer, era un poco macarra. Qué vergüenza! Pero la adolescencia es así.

lunes, 7 de noviembre de 2011

LOS SECRETOS DE LA CREATIVIDAD: Encontrar nuestro elemento

Ayer vi una entrevista a Ken Robinson (experto en el desarrollo de la Creatividad) que me encantó. Él dice que” todos podemos ser creativos”, es cierto que unos lo son de manera más innata, pero aquellos que aparentemente no lo son, puede que no hayan encontrado su ELEMENTO o puede que no lo hayan desarrollado. No me refiero únicamente a la Creatividad Artística (especialidad para la que estoy formándome), sino que se puede ser creativo en cualquier ámbito de nuestra vida (desde un panadero a un científico).
EL ELEMENTO es aquello que nos da energía, motivación, ese interés por el que no pasa el tiempo. Se dice que estamos en “nuestro elemento” cuando hemos encontrado algo con lo que nos sentimos plenamente satisfechos, algo para lo que estamos hechos.
El elemento consta de cuatro principios;
1.       Cuál es nuestro elemento, saber mirar lo que nos gusta y se nos da bien. Hay cosas que se nos dan bien pero que no nos apasionan.
2.       La pasión; te tiene que apasionar lo que haces. La pasión el motor que mueve nuestras vidas.
3.       La disciplina; el desarrollo, no es suficiente con te guste algo, hay que trabarlo para conseguirlo.
4.       Arriesgar;  fallar mil veces hasta que lo hagas realmente bien. Solo así conseguirás la plenitud. Da el salto y atrévete a hacer lo que siempre has querido hacer.
Esto es básicamente lo que siento que me está pasando ahora. Después de 10 años  trabajando como arquitecta  me he dado cuenta de que se me daba bien, me encantaba , pero ese no era enfoque que quería darle a mi pasión. Con la enseñanza  estoy encontrando toda la motivación que había perdido. Mi nuevo ELEMENTO. 

miércoles, 26 de octubre de 2011

Interés por la educación

Como soy nueva en esto de las nuevas tecnologías de los blogs intentaré hacer entretenido e interesante el mio. He elegido esta ilustración de Saul Steinberg que se titula Laberinto porque representa El camino de la vida. Hace unos días hicimos un taller de Artes Plasticas muy interesante sobre un tema que teníamos que traer pensado. El mio es el LABERINTO. El laberinto como camino por el discurre la vida, con atajos, pasos en falso, metas, etc. Ya iré reflexionando sobre esto.